Biofeedback

Se trata de una técnica basada en la psicofisiología que consiste en dar a una persona la información respecto a sus constantes vitales, al tiempo que se le entrena para modificarlas.

La persona aprende a modificar aspectos relacionados con la actividad eléctrica muscular, la capacidad de conducir la electricidad de su piel, el volumen del pulso, la tasa cardíaca, el ritmo y la tasa respiratoria o sus ondas cerebrales.

El contenido de las sesiones varía dependiendo del objetivo y de la fase del tratamiento pero, en definitiva, se trata de que el paciente se siente cómodamente con unos sensores colocados en la superficie de su cuerpo, siempre de una forma no invasiva, con el objeto de recibir instrucciones respecto a las diferentes señales.

El objetivo es influir en la actividad del sistema nervioso autónomo. Así, se combaten los problemas desde su vertiente fisiológica, para después hacer un trabajo paralelo a nivel de pensamientos y de comportamientos.

El biofeedback es un entrenamiento y, por lo tanto, se puede aprender y entrenar en pocas sesiones. A modo de orientación, los protocolos que se manejan de forma ordinaria no contemplan tratamientos de menos de 10 sesiones ni de más de 15, por lo general.

Solicita información: