Masaje circulatorio

El masaje circulatorio, popularmente conocido como el “piernas cansadas”, tiene como objetivo estimular la circulación sanguínea para activarla y ayudarla en su función de eliminación de substancias de desecho.

Este masaje actúa sobre la triple circulación corporal: arterial, venosa y linfática, y sus efectos son siempre beneficiosos no solo para los músculos, sino también para los órganos internos que también se ven favorecidos por las maniobras de este masaje.

Una de las ventajas indiscutibles del masaje circulatorio es también la estimulación del retorno venoso, algo que es especialmente importante en mujeres con tendencia a la retención de líquidos o en personas que trabajan de pie.

Este masaje es muy agradable de recibir si se aplica con tiempo, con maniobras suaves y alternando firmeza con sensibilidad.

Solicita información: