Estrés laboral. Cómo detectarlo

Estrés laboral. Cómo detectarlo

Te presento la guía descargable “La prevención del estrés en el trabajo: Lista de puntos de comprobación” como forma de detectar el estrés laboral en las organizaciones con el fin de implementar acciones para reducirlo al máximo.

El estrés laboral es un problema presente en todos los países y sus consecuencias son siempre negativas en términos de productividad para las empresas y de bienestar para quienes lo padecen.

Es bien sabido que consecuencia del estrés son innumerables problemas físicos que con carácter psicosomático llenan las consultas médicas con el consiguiente gasto para las sociedades modernas.

La OIT propone la guía de La prevención del estrés en el trabajo: Lista de puntos de comprobación” con la idea de optimizar los puestos de trabajo y la organización de tareas con el fin de prevenir los problemas del estrés laboral.

La guía sobre estrés laboral incluye una lista de chequeo muy sencilla de aplicar con el fin de servir de guía para detectar los estresores en las organizaciones como un riesgo laboral preocupante y a veces poco considerado. Sirve de lista de comprobación con tintes de auditoría y es una herramienta muy útil si se enmarca en la evaluación de riesgos de la organización. Al mismo tiempo se puede utilizar como forma de inspiración para crear instrumentos similares de cara a su aplicación en todo tipo de organizaciones fuera del ámbito laboral.

cómo detectar el estrés laboral

En el espíritu de la guía se incluyen algunos principios básicos tales como que en toda solución de cara al estrés laboral deben participar activamente todos los integrantes de la organización. También se hace evidente que es muy importante el trabajo en grupo de cara a implementar las mejoras, así como que cualquier planificación debe reflejarse en programas de acción continuos para la introducción de cualquier mejora.

Los creadores de la guía sugieren tres formas de utilizarla:

1 Revisar los puestos de trabajo basándose en los puntos de comprobación relevantes para cada caso. De este modo no es preciso utilizar o adaptar todos los puntos de comprobación, sino que se pueden utilizar listas más pequeñas con ítems seleccionados. Si hay 50 puntos de comprobación en el manual, los creadores piensan que con 20 o 30 puntos puede ser suficiente, siempre que estén bien adaptados. Por otro lado, las personas implicadas pueden deducir o sugerir nuevos puntos que no aparecen en la guía y que se consideran importantes.

2 Preparar fichas de información usando los puntos de las diferentes listas añadiendo comentarios y aspectos particulares que se adapten a las condiciones de la organización para crear nuevos documentos como folletos de buenas prácticas para reducir el estrés laboral, por ejemplo.

3 En la formación, organizando talleres preparatorios de corta duración basados en los puntos que se recogen en las listas de comprobación. En este sentido es una buena guía para organizar las buenas prácticas y para organizar actividades que vayan en el sentido del cambio de actitudes en la organización con talleres formativos bien orientados.

Los creadores de la guía sobre la detección del estrés laboral dan una serie de consejos para su uso:

1 Usar la lista de comprobación como ayuda para examinar las condiciones de trabajo existentes.
2 Aprender de los logros y mejoras para iniciar nuevas acciones positivas y constructivas, en oposición a la idea de aprender de los errores.
3 Discutirlo todo en grupo e incluir a todos los integrantes de la organización para que se sientan implicados en la reducción del estrés laboral.
4 Planificar a corto, pero también a largo plazo. Los logros inmediatos motivarán para acciones de futuro a largo plazo.

Cada punto de comprobación tiene una definición, un “¿por qué?” que justifica la necesidad de esa acción de comprobación, un “¿cómo?” que explicita la forma en que va a llevarse a cabo la acción a modo de lista de tareas, sigue con “otros consejos” que completan las ideas principales de lo que se pretende conseguir, y finaliza con “puntos para recordar” con ideas clave de todo lo visto en el punto de comprobación.

Es, en definitiva, una herramienta útil, que de una forma creativa puede exportarse al contexto de las organizaciones con el fin de construir entornos más sanos, menos estresantes y, psicológicamente hablando, más humanos y más limpios.

Crédito de la imagen: Miranda Mylne Flickr a través de Compfight cc

Crédito de la imagen: Skley Flickr a través de Compfight cc

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

ocho + 10 =