Test de inteligencia emocional en tu móvil con el Test MEIT

Test de inteligencia emocional en tu móvil con el Test MEIT

El test de inteligencia emocional denominado como Test Meit es un instrumento ideado para el smartphone que se viene distribuyendo de forma libre desde hace tiempo. En este artículo vertimos nuestras opiniones a cerca de la prueba.

El término inteligencia emocional se refiere a la facultad de manejar las emociones propias y ajenas con habilidad y de una forma productiva. Las personas habilidosas socialmente y empáticas son inteligentes emocionales.

013Por el contrario, hay personas que exhiben una auténtica deficiencia en este tipo de inteligencia, al margen de ostentar unos elevados niveles intelectuales en otras facetas de sus vidas. Son las típicas personas que suelen caer mal, o que manifiestan una evidente falta de habilidades interpersonales que marcan mucho sus relaciones.

Para medir este concepto se han venido ideando muy variadas pruebas de papel y lápiz que han mostrado diversos grados de validez. La forma de valoración que presento en este artículo se basa en las nuevas tecnologías móviles, y se trata de una prueba ideada en la Universidad Jaume I de Castellón, en la Comunidad Valenciana. Más concretamente, por el equipo del profesor de psicología social Edgar Bresó, y puesta a disposición del público por la empresa tecnológica de la Universidad de Castellón Emotional Apps .

El test de inteligencia emocional MEIT

Estos autores aseguran que con su prueba para smartphone se puede valorar la forma en que una persona es hábil percibiendo, comprendiendo y manejando las emociones de los demás, todo ello de forma gratuita, porque la prueba se distribuye de forma libre.

La prueba se denomina Test MEIT, siglas de “The Mobile Intelligence Test Emotional”, y sus creadores aseguran que ya van por las 6000 descargas. Con ello han obtenido datos de las evaluaciones de gente de todo el mundo incluyendo parámetros como el tiempo de respuesta de cada persona ante cada pregunta. Aseguran también que la prueba les permite medir cómo una persona pasaría de un estado emocional neutro a otro específico.Test de inteligencia emocional 3

Con este test de inteligencia emocional medimos tres aspectos diferentes:

  • La habilidad para percibir las emociones de los demás.
  • La habilidad para comprender esas emociones.
  • La capacidad para manejarlas de una forma productiva.

Uno de los padres de la prueba asegura que con los datos que están recopilando están elaborando un mapa mundial que recoge las puntuaciones medias de cada país para determinar cómo se distribuye esta habilidad en las diferentes culturas.

Entre sus aplicaciones se encuentran los ámbitos relacionados con la determinación de perfiles idóneos para la contratación de personal, usos de marketing en el lanzamiento de productos nuevos y valoración de la reacción de los consumidores, etc.

En primer lugar, en cuanto a la habilidad para percibir las emociones de los demás, con este test de inteligencia emocional valoramos las emociones de: enfado, miedo, sorpresa y asco.

Test de inteligencia emocional 4Siempre se ha postulado que había seis emociones básicas: la felicidad, la tristeza, el miedo, la ira, la sorpresa y el asco. En cambio, en la actualidad se considera que tanto la sorpresa como el miedo, así como el tándem ira asco comparten los mismos grupos musculares a la hora de expresarse.

¿De ello se deduce que miedo y sorpresa son lo mismo? Pues eso aparentan decir los creadores de la prueba ¿?, y lo mismo pasa con ira y repugnancia. ¿Es lo mismo la emoción que la expresión facial de esa emoción? Pues hay quien dice que sí. En fin.

El test es muy simple en apariencia, pero requiere algo más que inteligencia emocional para completarlo con éxito. La persona que inicia la prueba debe “acertar” en cuanto a la emoción correcta que refleja cada imagen, y al grado en una escala de 0 a 10 en que esas personas manifiestan la emoción. Por ejemplo: enfado en un 6, asco en un 2…

Además, cada imagen debe corresponder con la puntuación de dos emociones a la vez, de forma obligatoria y en mayor o menor grado. También deben corresponder en una escala de 0 a 10 y en la medida en que han determinado los investigadores de antemano que debe ser.

Después dice la prueba que “Las emociones son una combinación de placer y activación”. Sabemos que esto no es así, porque poco placer cabe esperar en la ira o el asco. En realidad se refiere a que las emociones pueden clasificarse en un sistema de coordenadas en el que se combina un continuo de más a menos placer, con otro de más a menos activación.Test de inteligencia emocional 5

Así, por ejemplo, se valora cuánto de placer tiene el asco, por ejemplo, y cuánto tiene de activación. Dicho gráficamente, o algo es un “asquito”, o es tremendamente repugnante. Al mismo tiempo, es más o menos molesto emocionalmente.

Después la prueba lleva al evaluado al mundo abstracto de las funciones matemáticas obligándolo a clasificar sentimientos que llama emociones, tales como: la desconfianza, el interés, el miedo, la calma, los celos, la esperanza, el halago, la desconfianza, la estabilidad, la vergüenza, o la insatisfacción. Son todas ellas sensaciones repletas de emoción, pero NO son emociones per se, algo que no tiene en cuenta la prueba.

Al final da unas puntuaciones y una pequeña interpretación.

¿Un test de inteligencia emocional más?

He probado el test y lo considero como un intento serio de valorar un tema tan escurridizo como es la inteligencia emocional, pero que cojea en su aspecto fundamental. En realidad, esta prueba es lo mismo que evaluar en alguien sus habildades para el baile haciéndole puntuar fotos de bailarines o llevándole a ordenar la actuación de otros en un eje de abscisas. Por eso, ante un test de inteligencia emocional como este me pregunto:

  • ¿La inteligencia emocional también implica la habilidad de clasificar fotos?
  • ¿Una foto refleja fielmente la emoción que siente la persona fotografiada?
  • ¿Las emociones falsas de posado para la foto se parecen algo a las reales?
  • ¿Todas las caras reflejan siempre dos sentimientos a la vez como presupone la prueba?
  • ¿De una foto se puede deducir en una escala de 0 a 10 qué siente la persona en sus dos emociones?
  • ¿La propia persona podría evaluar sus emociones de 0 a 10 con exactitud?
  • ¿Las personas podemos clasificar todas nuestras emociones a nivel subjetivo sin equivocarnos respecto a lo que sentimos?
  • ¿Son tan claros nuestros sentimientos? ¿Se reflejan tan claramente en el rostro?
  • ¿La inteligencia emocional se puede evaluar desde la más pura abstracción de los ejes de coordenadas?
  • ¿Una persona de 70 años inteligentísimo emocionalmente podría superar esta prueba?
  • ¿Sólo mide inteligencia emocional la prueba?
  • ¿Realmente es tan importante el tiempo de respuesta en la prueba? ¿Se puede inferir que quien pulsa rápido el botón ante la foto será bueno de cara al público? ¿Por qué?
  • Ante la intención de universalidad de la prueba ¿se han tenido en cuenta las diferencias interculturales a la hora de manifestar los gestos y las emociones?
  • ¿Por qué compañeras de mi equipo, superdotadas en inteligencia emocional, no han llegado a la media al contestar la prueba?

Test de inteligencia emocional 6Para las personas a las que les guste jugar con este tipo de test de inteligencia emocional puede resultar una experiencia divertida. Pero quien se juegue su futuro laboral con una de estas “valoraciones” quizá no opine lo mismo. El concepto de inteligencia emocional es muy útil y valioso, de hecho es una de las inteligencias que más contribuye a que nuestra vida y nuestro entorno sean mejores y, sin riesgo de exagerar, su fomento y su desarrollo contribuirían a un mundo mejor.

Pero antes de lanzarnos a etiquetar y clasificar a nuestros semejantes con fines comerciales deberíamos trabajar el tema un poco más.

¿O no?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

2 × 2 =